Maldita Mara presenta su tercer videoclip“Bad Girl” 

ajo el seudónimo artístico Maldita Mara (@maldita.mara), nos presenta su tercera obra musical este 2020, titulada “Bad Girl”, luego de sus dos singles “Muñequita” y “Chao”, manteniendo la línea del género trap. 

Este nuevo single es producido por el reconocido productor musical Dirty Fingaz (@dirtyfingaz). La producción audiovisual se realizó junto al equipo de Cinemotor Picture Cars (@cinemotor), compuesto por Fernando Flores, Mauricio Polanco, Daniel Sepúlveda y León Sepúlveda; con la colaboración del Director Felipe Vilches Caillaux (@vilchescaillaux), Director de fotografía Vitoco Uribe (@kukofilms), Foquista Lucho “Remador” Pinto (@luis_e_p_v_) y asistente de cámara Sebastián Segura (@sebadava). Fotografías por Diego Mena (@diegomena.cl) y maquillaje por Bárbara Letelier (@bydanielle.art).

El videoclip de “Bad Girl” transmite, a través de una mirada cinematográfica, un inevitable quiebre de los estereotipos femeninos, una actitud desafiante y segura, colores llamativos inspirados en un estilo estadounidense, y una pequeña historia que no termina muy bien.

Siendo el tercer videoclip de este año, Maldita Mara nos entrega una propuesta fresca, mezclando estilos de trap, drill, hip-hop y música urbana, superando cada vez más la calidad en sus trabajos, con una propuesta firme tanto en lo musical como en lo estético.

SOBRE LA ARTISTA

Mara Martina Cavallaro Concha, compositora, cantante, poeta, y modelo independiente de 24 años de edad, nacida en Italia, en la ciudad de Como, cerca de Milán. De padre italiano y madre chilena, la menor de tres hermanos crece junto a su madre en contexto de separación con su padre, lo cual los lleva a vivir en diversas ciudades de Italia y España, con el objetivo de superar las dificultades de una separación tormentosa y larga. Durante los primeros 10 años de su vida, Mara vivió las situaciones más difíciles como el huir constantemente de su padre, quien en ese tiempo mantenía problemas de alcohol y drogas, además de amenazas de muerte, miedo, violencia, pesadillas, esconderse rápidamente cada vez que su padre descubre los nuevos domicilios, etc. Lo único importante en ese entonces era mantenerse a salvo, por ello su madre decide traerlos a Chile hace ya 14 años, dejando la casa con todas sus pertenencias para no ser descubierta y arriesgando años de cárcel. 

El siguiente desafío, fue el proceso de adaptación a un país nuevo y completamente diferente, que lamentablemente se transformó en otra pesadilla pues el bullying que vivió en un colegio católico y la ausencia de su madre especialmente por trabajo, la llevaron a vivir una depresión grave, y su única salida, a sus 13 años, fue la poesía. Con una situación económica complicada, a los 15 años comenzó a trabajar y a los 17 años comenzó la carrera de Naturopatía en el Instituto Carlos Casanueva, trabajando de forma independiente y pagando sus estudios durante cuatro años. 

Debido a los nuevos conocimientos en sus estudios superiores y a las enseñanzas de su madre como terapeuta, le permitió a Mara realizar un trabajo importante en relación a su salud emocional, llevándola al reencuentro con su padre en Italia después de 10 años sin verse, reconciliándose con su figura paterna agradeciendo cada experiencia pues le entregó un aprendizaje significativo, pero también declarando sus diferencias y alejándose totalmente de los cánones de él, eligiendo una vida como mujer independiente, empoderada y artista.  La experiencia de esos años convierte a Mara en una persona inmensamente sensible al arte, creativa, valiente, resiliente y su música irradia esa fortaleza para quienes buscan el equilibrio y aquellos que sufren por no poder conciliar la luz en la oscuridad, algo en lo que ella trabaja diariamente. Como resultado, nace Maldita Mara, su nombre artístico.


Comentarios

comentarios