En tiempos de pandemia COVID-19, las consecuencias del ritmo de vida en masas, acelerado, en las ciudades, es visibilizado por la ausencia. Enclaustrados en el interior, en cuarentena, la distancia social nos lleva a confiar la realidad en los medios de comunicación, nuevamente. Estos reproducen confusos discursos, muletillas e incluso malos chistes de autoridades soberbias. Esta obra cita al principal referente del street art alrededor del mundo; Banksy y la película Pulp Fiction, para poner al centro de la escena a los medios de control epidemiológicos. Estos controles sanitarios (políticas publicas, test, cuarentena, entre otros), parecen ser un mal chiste, una burla, «como defenderse con un plátano ante una amenaza». Este virus es una incertidumbre para el sistema, las aglomeraciones, filas, salas de esperas atestadas por pacientes, son un escenario habitual en nuestro paisaje urbano. Quizás se están buscando soluciones con preguntas equivocadas; quizás no se trata de reprimir las expresiones sociales de cariño y amistad, de alejarse, aislarse, sino de reflexionar el modelo de vida en masa, en ciudades saturadas de gente, estandarizadas, donde los servicios básicos no dan a basto ante una amenaza invisiblemente real. La pandemia de origen chino se toma las calles para desplazarnos al encierro, tal como las manufacturas chinas saturan el comercio, para subordinar la industria local. Made in China reflexiona sobre el origen de la pandemia y la paradoja de uno de los principales socios económicos de Chile, que no sólo trae nuevas oportunidades, sino además, nuevos desafíos sanitarios.https://www.instagram.com/panterapro_cl/

Título de la obra: Made in ChinaFormato: Esténcil gran formatoDimensiones: 2.4 x 10 m.Autor: Panterapro


Comentarios

comentarios